Stephen, el rey de Maine

Por Diego Jiménez

Todo comenzó en una comida de verano cuando un amigo de mi padre afirmo inequívocamente lo siguiente “…uno tiene que leer de todo, porque no sabe con quien se va a sentar a la mesa…”. Termine el postre y me fui corriendo a buscar un libro que culposamente había escondido en el fondo de mi bolso de viaje.

Aquella frase había derrumbado un prejuicio. Esa noche descubrí un mundo.

Con el fondo del rumor del mar y de la luminosidad suave de una noche estrellada abrí una edición de bolsillo que comenzaba así “…Louis Creed, que se quedo sin padre a los tres años y no conoció a sus abuelos, no esperaba encontrar un padre a los treinta y tantos años, pero eso fue exactamente lo que ocurrió…”.

Su autor nació en Portland, Estado de Maine en 1947, y según lo que afirmo en un documental especial sobre su obra transmitido por la señal People  and Arts un par de años atrás, la mayoría de sus creaciones están ambientadas allí.

“Uno conoce bien uno o dos lugares a lo largo de su vida, por eso me gusta escribir sobre lo que creo conocer bien”, afirmo más o menos textualmente con seguridad y modestia.

Un público basto disfruto muchos de sus  cuentos y novelas adaptadas al cine o la televisión sin saber cual era su autor o guionista. Ignorancia que tenía su correlato, en especial en los aficionados a la lectura, en la no compra de sus obras en las librerías por tener un sitial destacado en la categoría de  Best Sellers.

Forme parte de ese elenco hasta hace unos años.

Es cierto que no toda literatura nos tiene que gustar, pero las inclinaciones propias no deberían desdeñar la calidad literaria de determinadas obras y autores.

Existe un fuerte arraigo en el mundo literario y académico de cierto desden por los autores que venden mucho. Opinión fundada, en varios casos acertadamente, en que mucha de esa literatura sigue ciertos moldes haciéndola muy esquemática y previsible.

Pero esa es otra historia.

A nuestro amigo, en el año 2003 se le otorgo uno de los máximos premios literarios de los Estados Unidos The National Book Foundation por su contribución a la literatura norteamericana.

Oraciones claras, descripciones cinematográficas, suspenso bien logrado, imaginación y una exploración de los miedos y las obsesiones del hombre medio constituyen la radiografía de sus buenas historias.

Este verano volví a leerlo luego de casi dos años. En este caso no fue una novela, sino una selección de cuentos que casualmente no se ambientan en Maine. Muchos de ellos se desarrollan en el Estado de la Florida donde el autor pasa parte del año. Quizá sea uno de esos dos lugares que dice conocer bien.

Uno de ellos titulado “Las cosas que dejaron atrás” me conmovió especialmente, porque relata un aspecto muy humano de lo que le ocurrió a gente común el fatídico 11 de septiembre en Nueva York.

El autor de Pet Sematary mostraba a sus lectores en Just after sunset, algo que había demostrado ya en Lisey `s  Story o en The Colorado Kid, que un gran escritor evita los encasillamientos y puede abordar con sencillez y maestría temas universales comunes a todos nosotros.

Amíguese con King, es un monarca muy popular

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Stephen, el rey de Maine

  1. Stella maris

    Muy bueno su artículo.
    La verdad que he leído poco de King, aunque rastreo y creo no haber leído nada él.
    Voy a comenzar a leerlo así puedo conversar con “mi vecino de mesa”.

  2. Stella maris

    Stephen me va a gustar de acuerdo a lo que Ud.dice.
    Voy a iniciar su lectura así puedo conversar con mi “vecino de mesa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s